La endometriosis no es una enfermedad fácil, yo tengo dos milagros gracias a Reprotec.
Porque si uno no tiene ángeles no tiene milagros.